01 de junio, 2020

Potencia tu negocio gracias al Brand Experience

experiencias de marca

De unos años a esta parte estamos asistiendo a un cambio en el panorama comercial. Hemos comprobado que la relación entre las marcas y los clientes ha cambiado gracias al marketing experiencial y las experiencias de marca. Hemos visto cómo algunas marcas se consagraban en lo más alto porque no se limitaban a ofrecer un producto.

¿A qué corresponde este cambio? 

Esta transformación se debe a varios factores:

  • En primer lugar, a la estandarización funcional de los productos: ya no se diferencian entre sí por sus cualidades intrínsecas, sino por sus aspectos no funcionales.
  • Como consecuencia de lo anterior, la oferta supera con creces la demanda. Las marcas se encuentran en una nueva dimensión en la que no deben competir sobre los precios; es el momento de conquistar a los clientes ofreciendo algo nuevo y diferente.
  • Además, la irrupción de Internet y la masificación de las redes sociales han hecho que los clientes nos volvamos más exigentes: ya no queremos un producto de calidad; queremos identificarnos con esa marca, que complemente nuestra personalidad, sentirnos partes de ella.

La suma de estos y otros motivos ha llevado a las empresas a tener que reinventarse y buscar otras formas de entablar una relación duradera y estable con el cliente, de conquistarlo mediante otros mecanismos.

Una experiencia satisfactoria del usuario, el objetivo de las marcas

En un mercado en el que las marcas ya no compiten sobre precios —aunque siguen siendo un factor importante—, es necesario ir más allá y buscar soluciones novedosas.

Las emociones son el motor en la toma de decisiones, por eso el campo de batalla competitivo se sitúa ahora en el usuario y en generar experiencias y emociones capaces de hacerle vibrar.

Ya no basta con vender; hay que producir experiencias. Y es aquí donde entra en juego el brand experience o experiencia de marca.

 

¿Qué es la experiencia de marca?

El punto de partida del brand experience es que la marca despierte emociones duraderas en el usuario; de esta manera, se convierte en un concepto que va más allá del propio producto o servicio.

¿Cómo se genera una experiencia de marca? Para ello es necesario analizar los puntos de contacto con el cliente, conocer al público, lo que desean y cuándo desean consumirlo. Esto permitirá diseñar experiencias completas y únicas que el usuario puede compartir a través de las redes sociales.

Las experiencias de marca tienen lugar a la hora del consumo, pero también durante la búsqueda del mismo en un lugar concreto y durante el proceso de postventa, de ahí que sea necesario apostar por una atención personalizada que se prolongue durante todo el proceso, implicándose más allá de los productos y servicios.

 

¿En qué beneficia a tu empresa plantear este tipo de acciones?

Una experiencia de marca es beneficiosa porque busca construir vivencias positivas memorables que queden en el recuerdo del usuario, quien las compartirá en redes sociales o a través del boca a boca. De esta forma, la experiencia se enriquece, la empresa se acerca a nuevos y potenciales consumidores, y se fidelizan los usuarios.

 

Proasur, tu empresa de confianza

Uno de nuestros servicios que más peso tiene es la creación de experiencias de marca, importantes para potenciar más tu empresa. Queremos redefinir la relación entre usuarios y marcas, por eso creamos experiencias inolvidables relacionadas con el servicio del establecimiento, la historia y las actividades o aplicaciones del negocio.

En Proasur apostamos por lo que denominamos industrias in vivo, donde, en una parte del negocio abierta al público, visita guiada y cata se dan la mano para ofrecer una experiencia inolvidable. Algunos de nuestros casos de éxito son el Museo del Queso Majorero, en Tenerife, donde puedes disfrutar de una visita guiada a través de las instalaciones para conocer más sobre este manjar. El recorrido finaliza con una cata de los distintos quesos majorero. 

También nos encargamos del diseño, la producción y la gestión del Museo de las Salinas del Carmen, situado en Fuerteventura. En él, se puede conocer la historia de las salinas y la labor de los salineros gracias a la experiencia «Salinero por un día». La sal de las Salinas del Carmen no es solo un producto, sino el símbolo de una serie de valores culturales, de sostenibilidad y etnográficos que antaño fueron importantes para Fuerteventura.

Si buscas una empresa que garantice una exitosa experiencia sensorial e inmersiva, ponte en contacto con nosotros. Nuestro equipo multidisciplinar te ofrecerá una atención personalizada garantizando unos resultados óptimos, tanto si buscas un servicio integral, como para el diseño, producción, instalación o gestión de un proyecto. Además, gracias a nuestros servicios de gestión cultural, planificamos la narración de la historia, producimos y diseñamos la visita guiada.